ÔĽŅ

Sociedad

La lotería de la miseria: cómo funcionan el trueque y los sorteos de comida en Merlo

Martes, 10 de Mayo de 2022 . 00:05 Hs.

Hace m√°s de un a√Īo, producto de la miseria y de los coletazos de la pospandemia, la¬†feria Belgrano, en el partido de¬†Merlo, se transform√≥ en una cadena de ministerios paralelos, donde el desarrollo social, la econom√≠a e incluso la salud de muchos vecinos del barrio se sostiene por la acci√≥n ciudadana.

Ropa usada, remedios, alimentos y billetes se cambian y se sortean entre feriantes y oportunistas en una verdadera 'timba del rebusque'.

'Esto no empezó ni por trueque ni por manteros, esto empezó por necesidad', dice una de las vecinas que tres veces por semana de acerca a la feria Belgrano para comprar baratijas y revenderlas en sus vivos de Facebook.

'Vas a un local y con $1000 te comprás una sola prenda, en mi Facebook por $1000 te vestís vos, tu nieto y tu hija', expresó.

'Mi l√≠mite para vender es de $500, ¬Ņpara qu√© matar a la gente? si yo s√© que estamos todos en la misma', afirm√≥ una feriante, que¬†pas√≥ de auxiliar de enfermer√≠a en un geri√°trico a sobrevivir en una econom√≠a popular¬†que agoniza en un pa√≠s en coma.

La verdadera loter√≠a de la provincia donde los n√ļmeros se venden a $10

Pero a la sombra de una m√°s de las tantas ferias populares que conocimos, en esta, encontramos a la verdadera loter√≠a de la provincia:¬†'la loter√≠a de los pobres'.¬†All√≠, los puesteros¬†compran y venden n√ļmeros por $10¬†y se ganan el derecho a participar por el sorteo diario de bolsas de comida y dinero en efectivo.

No son bolsones son paquetes de cuatro o cinco productos de primera necesidad donde los ganadores se llevan una caja de té, un paquete de fideos o una lata de arvejas, mientras que los que aspiran al 'premio mayor' esperan ese golpe de suerte para llevarse los premios en efectivo que van de los $120 a los $600.

¬ŅEstrategia de un eslab√≥n ca√≠do del marketing o una acci√≥n solidaria en medio de la crisis? Caiga donde caiga la bolilla de la respuesta, la √ļnica fija es la realidad de todos los que se acercan a la feria, desde la se√Īora que fue a comprarle ropa a sus nietos y gast√≥ m√°s de lo que pod√≠a, hasta el mantero que no vendi√≥ m√°s de 500 pesos.

Todos esperan ansiosos a la 'lotería de los pobres' para terminar el día con una sonrisa.

En esta timba de la miseria si no ten√©s plata para comprar el n√ļmero no te qued√°s afuera. Todos los feriantes pueden anotarse en un¬†'sorteo plus'¬†donde con solo poner su nombre y apellido participan por una¬†bolsa extra de alimentos.

'No son como las que entrega Desarrollo Social, tienen m√°s variedad', cuenta Rosa, la √ļltima 'ganadora' de la jornada.

PUBLICIDAD

Pagina no encontrada