Asfalto Negro
Restaurante Avenida

Ámbito Nacional

Para sobrevivir en el Gabinete, Sergio Bergman abandona el discurso filosófico

Si se esperaba que en el regreso de Mauricio Macri a la escena pública impusiera mano dura con algunas piezas de su equipo, el acto en el Salón Blanco de Casa Rosada dejó lo contrario: tras la salida ayer del viceministro de Salud, hoy hubo una fuerte imagen de respaldo hacia sus dos ministros más cuestionados, el rabino Sergio Bergman (Medio Ambiente) y Jorge Lemus (Salud).

En medio de los rumores, ambos funcionarios fueron sentados en primera fila y desde el Gobierno aseguran que no habrá cambios. Al menos en lo inmediato. Y hubo guiños para ambos. El primero en llegar fue Bergman, quien recibió un caluroso abrazo del vicejefe de Gabinete Mario Quintana, uno de los hombres que, en ausencia de Marcos Peña, lleva adelante los hilos de la gestión.

Tras saludar a sus compañeros de Gabinete, Bergman fue ubicado en primera fila, entre el flamante ministro de Hacienda Nicolás Dujovne y Esteban Bullrich (Educación).

Muy cerca, entre Bullrich y el titular de Justicia, Germán Garavano, se sentó Lemus cuando arribó un rato más tarde. En su caso, ya había salido airoso ayer de la reunión de seguimiento de gestión que mantuvo con Macri. En Balcarce 50 admiten que, si bien se decidió desdoblar el área que dejó vacante su segundo, Néstor Përez Baliño; el Presidente considera el caso de Lemus "diferente" al del ex ministro de Hacienda y Finanzas Alfonso Prat-Gay. "No va a haber cambios", repiten. Lo mismo decían Macri y Peña hasta horas antes de la salida del economista.

Para sobrevivir en el Gabinete, Sergio Bergman abandona el discurso filosófico

Lopetegui, Caputo, Dujovne, Bergman, Bullrich y Lemus, en primera fila, durante el anuncio en Vaca Muerta

Bergman, apuntado por los incendios forestales que afectaron a más de 800 mil hectáreas en distintas zonas de La Pampa, Río Negro y el sudoeste bonaerense; y por las polémicas contrataciones en su ministerio; recibió señales en las últimas horas que lo dejaron más tranquilo. "Nos tenemos que concentrar en la gestión y no pensar en los rumores", le dijo en la intimidad a su equipo. Públicamente, blanqueó: "No pienso renunciar. Seguimos trabajando". La posibilidad de renunciar, dicen, nunca estuvo en sus planes.

Mirá también: Sergio Bergman, tras las críticas por los incendios: "No tengo previsto renunciar"

Eso sí, según pudo saber Clarín del entorno de Bergman, el rabino tomó una decisión significativa en la comunicación: "No va a hablar más con tono filosófico y religioso. A partir de ahora va a comunicar lo que está haciendo y lo que va a hacer sin metáforas". Ya no habrá, entonces, frases como "Para el verano, lo más útil que podemos hacer es rezar" ó "Lo que parecía una especie de profecía apocalíptica, los argentinos y el mundo empezamos a ver que acá tenemos incendios".

Igual, puede ser sólo un cambio provisorio: si bien niegan que vaya a dejar su cargo, en la Rosada conceden que en mayo podría ser ungido como primer candidato a diputado por la Ciudad de Buenos Aires. Una salida elegante, tal vez...

Fuente: Clarin
Comentarios
Utiliza tu cuenta de Facebook para realizar los comentarios
Chica
Chica